En Argentina condenan a Facebook a pagar a bombero por insultos desde perfiles falsos

El demandante reclama a la red social desde hace más de un año que cierre los perfiles desde donde le escribieron insultos relacionados con una disputa laboral.

Sigue leyendo

El acoso llevado a cabo por mujeres

Stalking by females

F. Carabellese, D. La Tegola, E. Alfarano, M. Tamma, C. Candelli and R. Catanesi

Med Sci Law publicado en línea el 12 de junio de 2013.

Resumen

El objetivo de este estudio es revisar del ”el acoso femenino” desde los rasgos específicos que caracterizan el fenómeno de la conducta de acoso cometida por mujeres. Sigue leyendo

Discriminación masculina

En el noticiero australiano TodayTonight se investigó la Sigue leyendo

Edward Snowden habla sobre libertades, espionaje, desobedencia civil, informantes y mucho más

Jane Mayer entrevista virtualmente a Edward Snowden en The New Yorker Festival Sigue leyendo

Sobre la mentira, el mal y la crueldad por Slavoj Zizek

Hay un libro por el cual descubrí qué tipo de persona quiero ser: El gran cuaderno , el primero de la trilogía de Agota Kristof, al que le siguieron La prueba y La tercera mentira . La primera vez que escuché hablar de Agota Kristof pensé que se trataba de un error de pronunciación europea oriental del nombre de Agatha Christie, pero pronto descubrí no sólo que Agota no es Agatha, sino que el horror de Agota es mucho más aterrador que el de Agatha.

Sigue leyendo

Twitter: ágora o cloaca

Originalmente publicado en http://www.semana.com/

En Colombia, la red social Twitter pasó de ser un templo de la libertad de expresión a convertirse en un callejón donde muchos, desde el anonimato, insultan, calumnian e, incluso, incitan al delito. Y nadie conoce la solución.

La semana pasada, Jon  Lee Anderson, respetado cronista de la prestigiosa revista The New Yorker, hablaba tranquilamente en Medellín durante la entrega de los premios Gabriel García Márquez de periodismo. Pero su tono de voz cambió cuando le pidieron su opinión sobre Twitter y las redes sociales. Se puso serio y dijo que las consideraba “un gran basurero”. Más tarde, en entrevista con El Tiempo, completó su ataque: “A lo mejor puedes encontrar ahí alguna comida que te sirva, pero mucho es solo basura”.

Sigue leyendo

EROTISMO Y PORNOGRAFÍA. LA CENSURA EN LAS REDES SOCIALES

Por Luz Álvarez

Fuente: http://fotofestin.com

Compartir nuestras imágenes en las redes sociales implica entrar a un espacio público, en el que nos reuniremos con decenas, cientos, miles o hasta millones de personas; donde aceptamos las reglas que los creadores de estas plataformas han decido establecer, leamos o no los avisos de privacidad, aceptamos que el contenido obedezca a una secuencia de comandos  y hasta las reglas que los mismos usuarios van incluyendo al modificar el rumbo de la red con sus comportamientos.

Helmut Newton, Kylie Bax 1996

Sigue leyendo

Acoso: falsas declaraciones de victimización

Victorian Institute of Forensic Mental Health, Rosanna, Australia.

Resumen

Antecedentes: A pesar de ser poco frecuentes, es importante reconocer las falsas denuncias de victimización . Este documento examina aquellos que declaran falsamente haber sido víctimas de acoso. Sigue leyendo

Acoso femenino: una revisión sistemática

Female stalking: a systematic review

F Carabellese, D La Tegola, E Alfarano, M Tamma, C Candelli, R Catanesi. Departamento de Criminología y Psiquiatría Forense, Universidad de Bari, Italia

Resumen: El objetivo de esta revisión fue estudiar el “acoso femenino” y los rasgos específicos que caracterizan este fenómeno. Sigue leyendo

La acosadora

The female stalker

J. Reid Meloy Ph.D., Kris Mohandie Ph.D. and Mila Green Ph.D.

Article first published online: 23 FEB 2011

DOI: 10.1002/bsl.976

Resumen

Se llevó a cabo un estudio de 143 acosadoras, la participación de una amplia muestra de acosadores de América del Norte (N = 1005) reunidos por la policía, la fiscalía, y archivos de seguridad de empresas del entretenimiento (Mohandie, Meloy, Verde McGowan, y Williams, 2006). La típica acosadora era una mujer soltera, separada o divorciada en su mediados de sus 30 años con un diagnóstico psiquiátrico, la mayoría con un trastorno del estado de ánimo. Ella más probablemente perseguirá a un hombre conocido, extraño, o una celebridad, en lugar de una previa pareja íntima sexual. Cuando se compara con los acosadores masculinos, las acosadoras tenían significativamente menos frecuentemente antecedentes penales, y eran significativamente menos amenazantes y violentas. Su comportamiento de seguimiento era de una base de menor cercanía, y sus comunicaciones eran más benignas que los de los varones. La duración media de acecho fue de 17 meses, la duración modal era de dos meses. La reincidencia del acecho fue del 50%, con tiempo modal entre la acción y volver a ponerse en contacto con la víctima de un día. Cualquier relación real anterior (conocido sexual o íntimo) aumentaron significativamente la frecuencia de las amenazas y la violencia, aumentando de gran forma el efecto en la muestra femenina completa. El subgrupo más peligroso fue el de las acosadoras de anteriores parejas íntimas sexualmente, de los cuales la mayoría amenazaban y eran físicamente violentas. Las menos peligrosas eran las acosadoras femeninas de las celebridades de Hollywood. Dos de las variables de predicción de violencia en el acoso de hombres de McEwan, Mullen, MacKenzie y Ogloff (2009b)  fueron certificados con efectos moderados en el efecto para las mujeres externamente validadas: amenazas fueron asociadas con un riesgo mayor de violencia, y la escritura de cartas estaba asociado con una reducción del riesgo de violencia.

Abstract

A study of 143 female stalkers was conducted, part of a large North American sample of stalkers (N = 1005) gathered from law enforcement, prosecutorial, and entertainment corporate security files (Mohandie, Meloy, Green McGowan, & Williams, 2006). The typical female stalker was a single, separated, or divorced woman in her mid-30s with a psychiatric diagnosis, most often a mood disorder. She was more likely to pursue a male acquaintance, stranger, or celebrity, rather than a prior sexual intimate. When compared with male stalkers, the female stalkers had significantly less frequent criminal histories, and were significantly less threatening and violent. Their pursuit behavior was less proximity based, and their communications were more benign than those of the males. The average duration of stalking was 17 months, but the modal duration was two months. Stalking recidivism was 50%, with modal time between intervention and re-contacting the victim of one day. Any prior actual relationship (sexual intimate or acquaintance) significantly increased the frequency of threats and violence with large effect sizes for the entire female sample. The most dangerous subgroup was the prior sexually intimate stalkers, of whom the majority both threatened and were physically violent. The least dangerous were the female stalkers of Hollywood celebrities. Two of the McEwan, Mullen, MacKenzie, and Ogloff (2009b) predictor variables for stalking violence among men were externally validated with moderate effect sizes for the women: threats were associated with increased risk of violence, and letter writing was associated with decreased risk of violence.

——

Sigue leyendo