Susana Moyaho y la construcción de una imagen, por Adriana Raggi

Cuando vi por primera vez las fotografías de Susana Moyaho causaron un impacto en mí inexplicable. Las veía a través de la mirada de una persona que parecía admirar todo lo que su trabajo comprendía. Para mí eran simplemente las fotografías de una joven muy bonita que parecía admirarse en todo lo que ella misma comprendía y, claro, sabía como utilizar su cuerpo para seducir a quien se enfrentara a la imagen fotográfica. Sigue leyendo