Una vida dedicada a la matemática: Francisco Federico Raggi Cárdenas (1940-2012) 

Por María José Arroyo Paniagua

UAM, Unidad Iztapalapa

Departamento de Matemáticas

Se me ha muerto como del rayo a quien tanto quería,
un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal le ha derribado.
A las aladas almas de las rosas,
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.
Elegía.
Miguel Hernández.

Como muestra del afecto que Francisco Raggi podía despertar en sus amigos matemáticos, los fragmentos del poema que anteceden este primer párrafo fueron incluidos en los correos electrónicos que los algebristas Sergio López-Permouth de la Universidad de Ohio y Blas Torrecillas Jover de la Universidad de Almería me enviaron al conocer la noticia de su fallecimiento. Sigue leyendo